sábado, 16 de julio de 2011

COMPROMISOS CON LA TRANSPARENCIA Y LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

Resolución acordada en el I Encuentro de concejales y concejalas de Izquierda Unida en la provincia de Málaga

Constatamos que este modelo de democracia representativa es un modelo obsoleto. No solo no incluye ni beneficia con sus acciones de gobierno a las mayorías sociales, sino que además, las excluye de la toma de decisiones acerca del modelo de desarrollo y de sociedad que se quiere, y que tiene su concreción en las políticas públicas que se priorizan desde los gobiernos.

Por ello, el programa de Izquierda Unida, en su aspiración de ser herramienta para la transformación de la sociedad hacia un modelo justo, igualitario, sostenible y democrático, incluye la Democracia participativa como eje central de desarrollo y vertebrador de toda nuestra acción pública, como modelo de gestión de lo público, que se define y articula por su carácter ciudadanista. Queremos regresar al sentido originario de lo que significa ser cargo público, que no es otra cosa, que representante de la ciudadanía y catalizador de las voluntades de esta. Por tanto, se han de garantizar los mecanismos para que dichas tareas de representación de la voluntad popular puedan desarrollarse.

Por ello, nos comprometemos a impulsar las siguientes acciones desde los ayuntamientos en los que IU tiene representación:


1. Garantizar el acceso a la información sobre actividades, obras, servicios, ayudas, contrataciones y recursos económicos de que dispone la Administración local a los grupos de la oposición y a la ciudadanía.

Comisiones de contratación con participación y acceso a los expedientes de todos los grupos políticos y con difusión pública de las decisiones.
Publicación en web (así como a través de otros medios de comunicación locales) de las decisiones que emanen de plenos, juntas de gobierno local, así como de otros organismos autónomos y empresas municipales. La información se traducirá a un lenguaje accesible para el conjunto de la ciudadanía, de modo que el derecho a la información sea realmente garantizado.
Poner los plenos de la corporación y las comisiones informativas en horarios que faciliten la asistencia y participación de la ciudadanía. Asimismo, la documentación estará disponible para ser consultada con suficiente antelación.

2. Garantizar la rendición de cuentas periódica por parte de la corporación municipal.


 Puesta en marcha de las Asambleas públicas como herramienta de control social de la política municipal, que con una periodicidad trimestral, tendrán como objeto que los miembros del equipo de gobierno y de la oposición rindan cuentas de su trabajo, de las decisiones adoptadas, ejecución de proyectos y compromisos.


3. Garantizar la participación directa en la toma de decisiones de la ciudadanía

> Diagnóstico social participado

Nos comprometemos a realizar un diagnóstico de las necesidades y demandas que existen en el municipio, contando con las visiones y percepciones del conjunto de la ciudadanía, de manera que puedan detectarse las necesidades y anhelos prioritarios, para posteriormente, emprender acciones de gobierno que satisfagan los mismos. Nos importa el resultado del diagnóstico, porque este nos va a permitir obtener una radiografía social del municipio más certera que nos servirá de hoja de ruta durante la legislatura, pero nos interesa sobre todo el proceso colectivo, en tanto este sea participativo (abierto al diálogo políticos-técnicos-ciudadanía// ciudadanía-ciudadanía), inclusivo(los sectores sociales excluidos han de ocupar un papel protagonista) y ciudadanista (con herramientas concretas que garanticen la universalidad del proceso). Las conclusiones de este primer diagnóstico nos servirán para abordar las cuestiones políticas priorizadas desde los servicios municipales.

Diseño de las normas compartidas para la participación ciudadana: autorreglamentación

Nos comprometemos a diseñar y decidir de manera participada, universal y vinculante las normas, cauces y mecanismos para que la ciudadanía tome parte en las decisiones municipales, de manera que sean los propios vecinos y vecinas los que decidan las normas colectivas que guiarán los diversos procesos de participación ciudadana en el municipio, viniendo a sustituir los clásicos reglamentos de participación ciudadana, que se han mostrado ineficaces. Dichas normas se harán extensivas a los distintos procesos puntuales de planificación que puedan abordarse en el municipio (planes estratégicos, planes de ordenación urbana, plan de empleo local, plan de igualdad…). La corporación municipal ha de ratificar dicho reglamento, comprometiéndose en su desarrollo.

Puesta en marcha de los Presupuestos Participativos, con carácter universal, deliberativo, vinculante y autorreglamentado.

En el actual estado en el que se encuentran los presupuestos municipales, es más relevante aún que cuando había una mayor capacidad económica, que estos sean diseñados y priorizados de manera participada. Lo primero que cabe hacer es abrir una fase informativa acerca del estado de cuentas del ayuntamiento, mediante material divulgativo y asambleas de barrio y/o de municipio.

Nuestro compromiso político implica que todo aquello que sea susceptible de ser sometido a decisión vecinal, lo sea. Y que sea la propia ciudadanía la que discuta y decida el destino de los paupérrimos recursos municipales, así como de aquellos que provengan de otras administraciones. En este sentido, es especialmente importante que cualquier ajuste o recorte pase a discusión vecinal.

En este apartado, es necesario marcar dos líneas diferenciadas de trabajo para aquellos ayuntamientos que ya vienen desarrollándolos (Alameda, Humilladero, Casabermeja, Archidona y Ardales) y para aquellos que se comprometen ahora a ponerlos en marcha.

Gestión participada de servicios, equipamientos públicos y medios de comunicación municipales

No solo nos comprometemos a recuperar, mantener y fortalecer el carácter público de los servicios de competencia municipal, sino que nos comprometemos a poner en marcha espacios ciudadanos que permitan la participación en la organización, prestación y control de los servicios municipales. Los consejos ciudadanos ligados a cada servicio tendrán que estar vinculados al presupuesto participativo, marcándose su composición, tareas y normas de participación en el proceso de elaboración del autorreglamento,

El compromiso de IU es que dichos consejos ciudadanos, además de tener la capacidad de fiscalizar, tengan la capacidad de diagnosticar, proponer y participar en la cogestión del servicio o el equipamiento (por ejemplo, en Alameda, la asamblea joven cogestiona con el ayuntamiento el presupuesto de juventud y la nave de ocio juvenil, de cuya apertura y programación de actividades es responsable).

Participación vecinal en los Consejos de administración de las empresas municipales y organismos públicos.

Se pondrán en marcha mecanismos para que la ciudadanía, de forma directa pueda elegir a través de asambleas, representantes vecinales en los consejos de administración.

Celebración de consultas vinculantes sobre temas sensibles para el municipio.

Sobre aquellos temas sensibles en el municipio, que provoquen conflicto y cuya resolución tenga implicaciones estratégicas para el mismo, se someterán las distintas opciones políticas a consideración popular mediante sufragio.

Málaga, 16 de julio de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada