miércoles, 12 de octubre de 2011

IU pide a Bendodo que se comprometa con el Centro de Acogida de la Diputación

Los trabajadores del centro temen que el ente provincial no siga manteniéndolo el próximo año

El grupo de Izquierda Unida en la Diputación de Málaga ha reclamado al presidente de la institución provincial, Elías Bendodo, que se comprometa con el mantenimiento del Centro Básico de Acogida, "aclarando las dudas e incertidumbres de los trabajadores".

Los diputados provinciales Miguel Díaz y Pedro Fernández y la portavoz del grupo, Toni Morillas, han visitado este martes éste y otros centros especializados y han trasladado la "incertidumbre" que tienen los trabajadores respecto al futuro de estas instalaciones.

El convenio que mantiene la Diputación con la Junta de Andalucía finaliza en marzo de 2012, momento en el que el ente provincial debe negociar el nuevo acuerdo, "adaptando los servicios a las nuevas necesidades detectadas y a las reformas legislativas que han tenido lugar en los últimos años y que afectan especialmente a uno de los programas que se venía prestando desde el Centro Básico de Acogida, el de acogida inmediata".

La portavoz de IU en Diputación ha planteado al equipo de gobierno del PP que, junto a la oposición, se aborde el contenido del futuro convenio, "tomando como base de trabajo los preacuerdos alcanzados durante el mandato anterior y respetando dos premisas: la primera, que los programas de acogida inmediata de menores, de residencia habitual y de acogida a madres adolescentes deben de seguir prestándose y la continuidad de la plantilla".

En el primer caso, ha puntualizado Morillas en un comunicado, se deben tener en cuenta las necesidades y demandas de la provincia adaptándose a los cambios normativos, de modo que el conjunto de las instalaciones puedan ser aprovechadas. En cuanto a la plantilla, ha recordado que está compuesta por 71 trabajadores, "cuyas funciones pueden ir adaptándose a las necesidades del servicio y reorganizando los equipos de trabajo".

CAMBIOS LEGISLATIVOS

Los cambios en la legislación estatal han provocado que en el caso de los menores de tres años se opte por la vía de la acogida familiar, en lugar de en centros especiales. Esto ha significado una reducción en el número de usuarios del centro y, por tanto, "un desajuste en la plantilla, compuesta en un tercio por puericultoras".

"Es necesario que la Diputación, previa negociación con los trabajadores, vele por la continuidad del centro, garantizando la prestación de nuevos servicios en la negociación del próximo convenio con la Junta de Andalucía y garantizando los actuales puestos de trabajo, que en su mayoría son interinos", ha apostillado la portavoz de IU.

Los diputados de la coalición de izquierdas han reiterado la necesidad de que "no haya recortes en prestación de servicios sociales ni en política de personal".

Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada